31 oct. 2014

Ley de Hidrocarburos aprobada

Nota que escribí para la Revista Mascaró sobre la recientemente aprobada ley.

LEY DE HIDROCARBUROS
Esas viejas pero renovadas recetas

Después de meses de un tire y afloje entre las provincias petroleras y Nación, la Ley de Hidrocarburos ya está lista para ser debatida en el parlamento. Una mirada al trasfondo de la cuestión energética, el déficit comercial y el papel de las transnacionales en la nueva normativa.
Por Juan Agustín Maraggi

Ya está, Chevron llegó para quedarse. Desde el oficialismo justifican su presencia por el aporte tecnológico y técnico que puede aportar a la explotación de hidrocarburos, pero poco se habla de la crisis energética, el déficit de la balanza comercial y las faltas de inversiones que fueron cercando las políticas económicas e hicieron cambiar, en sólo dos años, el discurso acerca de un petróleo nacional, estratégico y como un bien social, para pasar a ser una mera mercancía internacional y un comodín para la estabilidad económica.

29 oct. 2014

De delirios y subversiones- Vicente Zito Lema

Subversión es una palabra que no han podido devorar los medios de comunicación burgueses, ni el pensamiento de la quietud, ni el pensamiento de la destrucción por la destrucción. Subversión tiene una carga tan poderosa, porque incluso es una carga que se liga con el dolor de una generación, a nosotros nos han perseguido, nos han combatido, yo no voy a hablar como eje de nada, pero tampoco puedo negar que he sido un hombre perseguido, que he sufrido atentados, que tuve que vivir en el exilio muchos años, y siempre bajo la excusa de ser yo un subversivo.
Y a mis amigos, que les pasó peor que a mí  (…) y mis compañeros, mis mejores amigos, han sido asesinados, esa es la realidad. Y el exilio no es joda, y sufrimos exilio, y sufrimos cárcel, persecuciones, censura, y la propia muerte, siempre bajo una misma palabra que nos marcaba, que justificaba lo que nos pasaba: el poder diciendo “ahí está el mal, el mal de la subversión, el mal de los malditos” (…)
Como decía mi amigo Cortázar, tenemos una lucha profunda con las palabras, cada uno tiene un rol (…) yo quiero reivindicar la palabra delirio, no la quiero castigar, quiero reivindicar la palabra subversión, no la quiero dejar con una mancha de muerte como la que nos pusieron sobre nosotros. Para mí, subvertir el orden es la posibilidad de generar un oren de amor, de belleza, de justicia, un orden que no sea el orden de la cultura de la muerte (…)
Si no se subvierte el orden que nos ha dado el poder, no vamos a construir lo nuevo, no es que vos podes construir lo nuevo, al costado de lo podrido (…) ahí no hay vuelta, el que quiere engañarse, que se engañe, pero yo a ésta altura de mi partido, que soy ya un hombre grande, que en el espejo tiene que mostrar su cara, no su máscara, porque no tengo tiempo para máscara, no me voy a engañar a mí mismo, éste orden hay que subvertirlo, cambiarlo de cuajo, porque vos no podes construir amor sobre una sociedad basada en la antropofagia, acá al más débil se lo devora, no es que se lo levanta, el que está en la calle es pisoteado, o es visto en una indiferencia  (…) es un mundo atroz (…)
Las imágenes de los niños deformados de hambre, muertos antes de nacer, es algo tan monstruoso que uno dice ‘¿Para qué existe la civilización humana?’, si uno es capaz de pensar al mundo como un conjunto, salís espantado. El tema es qué se hace con tanto espanto, algunos, superados por el mismo, no querés ver más nada, entonces empezas a cerrar las ventanas del mundo (…) y termina reducido a su mundo propio, y a lo mejor, al mundo propio y el de su inmediatez, sus amigos, sus familiares.
  

Oír entero https://marencoche.wordpress.com/2012/03/05/destruir-y-construir/

15 oct. 2014

De éste lado, solamente hombres- Dardo Dorronzoro

De casualidad, alguna vez te preguntaste, en alguna noche de insomnio, en algún colectivo eterno, en alguna borrachera, o simplemente por preguntarte, ¿Por qué estamos así? ¿Cómo llegamos a ésto?
Empecemos por admitir lo principal, estamos así, como argentinos somos ésto, porque acá, en éste lugar, en éste preciso momento, y en éste preciso instante falta una generación entera, otros deberían estar respirando éste aire, y tal vez otra persona ocupando mi espacio laboral, otro mi departamento.
Una generación falta, en el medio, en los jovenes y en los viejos más avispados, que era la definitiva, esa que se complotaron todos para exterminar, aniquilar y si era posible, aspirarse sus cenizas en dólares envueltos.
Acá, de casualidad... o no, encontré un poema de un barrilete, pero esos lindos barriletes, esos que forman parte de los aniquilados, y los que intentaron borrar del mapa, del sistema y de la memoria.
Esos que faltan, esos que no lo lograron, y que hoy serían fundamentales.
Dardo Dorronzoro, herrero para transformar lo material, poeta para transformar lo intangible.

DE ESTE LADO, SOLAMENTE HOMBRES

No me cuelguen precios en las orejas,
no me cuelguen vacas, no me cuelguen cascabeles,
no me cuelguen ministros, ordenanzas privadas, ni muertos de agosto, que yo quiero oír esas paredes cuando lloran,
esas tierras,
esos labriegos que amanecen los caminos
con los contratos metidos entre las uñas y los ratones.
Además, yo estoy bien así, sin leyes como perros en la sangre,
ni decretos para convertir ciudades en bosques con alimañas
y largos almacenes, que todo está frente a frente,
con la última tuberculosis, con el último andrajo
del hombre, con la última fatiga,
con el último general de la noche.
Queda dicho, entonces, entendámonos: no quiero
que nadie me agite alrededor de títulos ni vacancias,
ni de jaulas con señores recién salidos de la madrugada,
que aún puedo reírme desde la punta de la mano izquierda
para abajo, desde los lunes a las siete para abajo,
desde el dolor de los alfredos y los luises para abajo,
y todavía me quedan -esto es importante-
veintisiete muertes para morirlas de
una sola vez contra las calles.
Podría no morirlas todas, claro, dejar una,
quizá, para el regreso cansado a la casa con gatos,
donde todavía me queda una
muchacha para el corazón y los ojos,
y se arremolinan las noches en torno a los olvidos.

Poema extraido de https://www.facebook.com/pages/Dardo-Dorronzoro/347887611915654

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails