25 ago. 2014

'Honrar la deuda' para nunca dejar de pagar


La presidente, Cristina Fernández de Kirchner, en el discurso de presentación oficial de la conocida como 'Ley de pago soberano local de la deuda externa' (leer discurso completo) aclaró varias cosas que conocíamos, y que no se cansan de repetir desde el oficialismo, pero que algunos se niegan a ver:

“...una historia, que comenzó en 1976, cuando el monto total de la deuda externa, al momento de producirse el derrocamiento del gobierno constitucional, ascendía solamente a 8.000 millones de dólares. A partir de aquél golpe de Estado y a partir de los sucesivos gobiernos democráticos también, desde el 10 de diciembre de 1983, en adelante, esa deuda externa fue creciendo exponencialmente y convirtiéndose en una condicionante severo, crítico del crecimiento argentino, del desarrollo argentino y de las posibilidades de nuestro país como Nación.”

[...]

"Algunos hablaban de repudio a la deuda externa, pero todos sabemos que era más que nada un slogan, fundamentalmente porque a partir del 10 de diciembre de 1983, todos los congresos, todos los parlamentos, que son los que tienen la facultad constitucional de legislar y de aceptar o rechazar una deuda aceptaron puntualmente la deuda y esta se fue acrecentando cada vez más."

A lo que agregó:

“Que nadie diga que Argentina se niega a pagar: lo que se niega el gobierno argentino es a ser extorsionado"

Lo que el Gobierno "evita" decir - ¡Si! Con comillas - y oculta echando culpas a diputados, senadores, gobernadores y quienes se sentaron en el Sillón de Rivadavia antes de sus mandatos es el carácter fraudulento real, comprobado y mil y un veces demostrable de la deuda externa contraída, como también la imposibilidad, incapacidad, pero sobre todo, falta de voluntad de éste 'modelo' para enfrentarse a los grandes fondos de especulación internacional - fondos buitres, todos, tanto aquellos que los medios llaman buitres, como los que si aceptaron los canjes del 2005 y 2010 y hoy perciben ganancias por arriba del 300% de la inyección monetaria realizada por los bonos en épocas de default - e investigar su procedencia y legitimidad.


Lo paradojico, si así se le quiere llamar ya que también podríamos poner la palabra triste, es la ida y vuelta de la historia, que hace que, desde 1877 en adelante, se haya repetido en diferentes condiciones, por diferentes oficialismos, los mismos argumentos para el mismo pago de algo que  contraen los grandes capitalistas, y, en primera y última instancia, paga el pueblo. En este marco es muy recomendable leer la nota de Andrés 'El Mecha'  Carminati "LA DEUDA ETERNA, COSTUMBRES ARGENTINAS" que retrata en frases históricas lo que aquí indicamos, haciendo un repaso desde de citas desde Avellaneda hasta la actualidad en el tratamiento de la deuda.



Lo que se oculta justificando el pago como inevitable en base a un error de gobiernos pasados, es - entre otras cosas- la falta de voluntad para reconocer el carácter fraudulento de la misma.
Y sin ir más lejos, las citas antes pegadas de Cristina dejan a las claras cómo el discurso oficial se embarca en la justificación del pago, negando la existencia de fallos judiciales e investigaciones sobre el tema.
Desde 1982, hasta el año 2000 en el cual la Justicia da su veredicto, el fallo del Juez Ballesteros dictaminó (leer fallo completo aquí): "Es por estas razones que remitiré copia de la presente resolución al Honorable Congreso de la Nación para que, a través de las comisiones respectivas, adopte las medidas que estime conducentes para la mejor solución en la negociación de la deuda externa de la nación que, reitero, ha resultado groseramente incrementada a partir del año 1976 mediante la instrumentación de una política-económica vulgar y agraviante que puso de rodillas el país a través de los diversos métodos utilizados, que ya fueran explicados a lo largo de esta resolución, y que tendían, entre otras cosas, a beneficiar y sostener empresas y negocios privados -nacionales y extranjeros- en desmedro de sociedades y empresas del estado que, a través de una política dirigida, se fueron empobreciendo día a día, todo lo cual, inclusive, se vio reflejado en los valores obtenidos al momento de iniciarse las privatizaciones de las mismas.
En efecto, debe recordarse que el país fue puesto desde el año 1976 bajo la voluntad de acreedores externos y en aquellas negociaciones participaron activamente funcionarios del Fondo Monetario Internacional, con lo cual aparecería de buen grado una nueva asistencia que mejorara sustancialmente la actual posición económica que luce el país, dando así razón a su controvertida existencia."


Lo que sentencia la justicia, en base a la investigación de los Olmos - padre e hijo-  es que existen al menos 480 casos de fraude sobre la deuda asumida durante la última Dictadura Militar, y de allí en adelante todos los procesos de re-estructuración de la deuda - desde el megacanje menemista hasta la reestructuración del 2005 y 2010 que realizó el Kircherismo- se encuentran con causas judiciales.
No es un tema menor que éste gobierno haga caso omiso a tamaña investigación y sentencia, cuando hablamos de las deudas contraidas por la dictadura y el menemismo y su investigación estamos hablando de un proceso profundo, y que sin lugar a duda correspondería a una política integral económica, y - sobre todo- de Derechos Humanos.
La respuesta puede encontrarse no sólo en un análisis del proyecto kirchnerista y de la política de DDHH que hemos realizado, sino también que cada uno atiende su juego. Investigar la deuda es investigar la historia argentina, poner en tela de juicio la participación y el accionar del PJ en los últimos 40 años, la complicidad empresarial - cuando muchos de éstos estan o del lado del Kirchnerismo o partiendo al massismo- y admitir la imposibilidad histórica y real de crear una 'burguesía nacional' y confiar en la instauración de un 'Capitalismo en serio' dos consignas y búsquedas del modelo.

Es momento de re pensar la economía, su dirección y hacia quién va orientada, los horizontes políticos deben volcarse hacia los sectores populares y el Estado argentino, en conjunto con sus instituciones y los amplios sectores del campo popular deben embarcarse en una profunda investigación de la deuda externa, juzgando políticamente a los responsables y sus colaboradores.

Bibliografía:
1) Sentencia Juez Ballesteros http://www.elcorreo.eu.org/IMG/pdf/Deuda_externa_argentina_sentencia_del_Juez_Jorge_Ballesteros.pdf
2) Julio Gambina - "Ley para el cambio de jurisdicción y nuevo capítulo en la novela de la deuda"
3) Andres 'El Mecha' Carminati - La deuda eterna, costumbres Argentinas


No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails