26 dic. 2012

Las ediciones de Clarín sobre clásicos marxistas

Hace no mucho, después de una nutrida reunión, un compañero me dijo- con respecto a la ediciones que Clarín hace sobre clásicos del marxismo a un precio bajo- que la burguesía, en su pensamiento y creencia de impunidad como clase dominante muchas veces enaltece figuras que combatieron su sistema, como también otorga muchas veces las herramientas a los oprimidos para rebelarse.
Esto Tomás Moulin lo denomina como la creencia de la burguesía de ser la única clase social existente, y actuar en consecuencia a ello.
El ejemplo que mi compañero me dio fue clave, y todo termina de cerrar de a poco, me comentó que a fines del Siglo XIX en algunas universidades de Europa se empezó a implementar la lectura y el estudio de Marx, formación esencial para lo que será pronto la Revolución Rusa y a su líder indiscutible: Lenin, como también la crítica a la falta de obreros en las universidades.

Si bien la conversación con el Chaco - apodo del compañero- se refería a la referencia que el Che tiene en la gente, me quedé pensando mucho en el tema.

A la semana compré la edición de Clarín sobre el Estado y la Revolución, del pelón Lenin, y esta conversación me vino a la cabeza instantáneamente cuando en el primer párrafo del libro encontré la siguiente frase redactada:

"Ocurre hoy con la doctrina de Marx lo que ha solido ocurrir en la historia repetidas veces con las doctrinas de los pensadores revolucionarios y de los jefes de las clases oprimidas en su lucha por la liberación.
En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras y calumnias.
Después de su muerte, se intenta convertirlos en iconos inofensivos, canonizarlos, por decirlo así, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria para y engañar a las clases oprimidas, castrando el contenido de su doctrina revolucionaria, mellando su filo revolucionario, envileciéndola.
En semejante del marxismo se dan la mano actualmente la burguesía y los oportunistas dentro del movimiento obrero. Olvidan, relegan a un segundo plano, tergiversan el aspecto revolucionario de esta doctrina, su espíritu revolucionario. Hacen pasar a primer plano, ensalzan lo que es o parece ser aceptable para la burguesía".

Chaco tenía razón: Como Marx y el Che, Fidel y Lenin.

No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails