11 sept. 2012

A 39 años del Golpe de Estado en Chile

Hubo una vez un hombre,
de nacionalidad chilena decían,
de nacionalidad latinoamericana decía él.

Hubo una vez un hombre,
que ganó las elecciones presidenciales chilenas,
e inició la ardua tarea de instalar el Socialismo desde las estructuras e instituciones del capitalismo.
Las armas melladas decía el Che, las armas que usaremos decía Salvador.



Hubo un hombre en chile una vez,
que accedió al poder
diciendo que de ahí lo sacarían muerto.

Hubo un hombre en chile una vez,
un presidente de aquel país hermano,
que lo sacaron muerto,
y lo tildaron de suicidio.

Hubo una hombre,
un hombre nuevo,
que se llamó Salvador Allende.

Hoy, 2012 estamos a 39 años del Golpe de Estado perpetuado por las fuerzas de Pinochet, titireteado por las garras del Plan Condor y el Imperialismo Yankee.
Golpe que atacó directamente al pueblo chileno, y a todos los países de América Latina, por ser compañeros y sobre todo, hermanos.



La Unidad popular estuvo tres años en el poder.
En tres años, la UP hizo más que todos los gobernantes chilenos,
en toda la historia del país vecino.
Con un programa que asumía tres cambios estructurales que atacaban de lleno al motor principal del Capitalismo chileno y Latinoamericano, el gobierno de Allende se encargó de generar una conciencia socialista en el pueblo.
Una reforma agraria que expropió 4.409 predios, casi 6 millones y medio de hectáreas, sumado a las tomas de tierras que se encargó de realizar el MIR.
Una nacionalización del Cobre, que fue inmediata a la asunción, el 11 de Junio de 1971, día de la dignidad y solidaridad chilena.
Y por último una recuperación de la Industria dividiéndola en tres tipos de propiedades, la privada, la mixta y las APS, áreas de propiedad privada, encargadas de la socialización de empresas estratégicas, y otras no tanto, entre trabajadores y consumidores.


Recordamos hoy al Gobierno de la Unidad Popular, con el Proyecto Synco para solucionar el Cálculo socialista, sistema que logró distribuir en una huelga general de camioneros la producción de todas las fábricas a todos los pueblos del país hermano.

Pero más allá de Allende, recordamos la lucha del pueblo chileno por el socialismo.
Hoy nos acordamos de Miguel Enriquez y el MIR, guerrilla guevarista de los pueblos: estrategas, teóricos y prácticos del Poder Popular, innovando con los campamentos de la Nueva Habana, y dando la lucha desde todos los aspectos por la construcción de una sociedad de Hombres y Mujeres nuevas.


Partido Marxista leninista que basaba su praxis en tres pilares:
La teoría de la dependencia, el programa de la revolución proletaria, y la estrategia revolucionaria y la construcción de la fuerza social revolucionaria.

Es por eso que nos acordamos de Chile hoy, por eso y por mucho más, no olvidándonos de gritar "hi-jos- de - pu- ta, hi- jos - de - pu -ta" a Pinochet y todos sus secuaces.
Porque, como dice Tomas Moulian, tuvieron que adormecer a un pueblo entero, sin hacer una revolución burguesa típica, sino una Revolución capitalista, constituyéndose como una contrarrevolución, realizada por los militares, y utilizando la Ideología de l Seguridad Nacional, auspiciada de primera mano por Estados Unidos.



Hoy, como hace mucho tiempo, sólo nos queda gritar: ¡Viva Chile! ¡Viva Allende! ¡Vive el MIR!

No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails