2 jun. 2012

Un poco de poesía para liberar las palabras.

Siempre dije que mi debilidad más fuerte era no saber crear poemas, cosa que siempre quise remediar pero nunca le encontré la vuelta.
Sin embargo, nunca dejé de intentar, y acá van un par que tengo a mano.



Hay un hombre,
ahí sentado,
come,
toma,
vomita,
se duerme,
y vuelve a empezar.

Es un hombre común,
como yo,
tal vez como vos.

Sigue sentado,
se despierta,
piensa,
no se qué será,
Eructa,
toma,
y vomita.
Se peina,
siente amor,
siente odio,
y vomita.

Así es su vida,
como todas las vidas,
sentado como si nada,
comiendo como si nada,
y vomitando angustia ante la nada.





El matadero
Vidas largas,
vidas cortas,
vidas hedientas y tontas.

Los días pasan
y las noches pesan,
esperamos todos,
como animales,
a que llegue el día.

Abren la puerta,
entramos sin saberlo,
y ZAZ,
otra victoria del matadero.





No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails