21 nov. 2011

Un poco de futból y marxismo

Jorge el "Patrón" Bermúdez, histórico jugador de Boca, en una entrevista publicada por la revista "infobocapuntocom" dijo: "Macri creía que los jugadores eramos sus obreros, no había trato humano".

Después de pensar un rato algunas cosas no me cierran:
1) Partamos  desde lo más básico, Boca Juniors, como todos los clubes grandes, son, además de un club de fútbol, un negocio que moviliza millones de pesos. Jerarquizado y movilizado por una burocracia gigantesca. No sólo no es descabellado trazar analogías entre los clubes y las empresas y fábricas, sino que sería contradictorio no hacerlo.
El futbol, impregnado de los valores del sistema en el cual se desarrolló, es como el Capitalismo y se corrompió hasta terminar utilizando sus métodos, sus negocios, su moral.
Ciertos equipos con más dinero son aquellos que dominan futbolísticamente a los otros, son quienes manejan la compra y venta de los jugadores y son quienes siempre salen campeones.
Ejemplo de ésto son Barcelona y Real Madrid, ambos equipos españoles, armados de tal manera, que mantienen, entre los dos, a los mejores jugadores del mundo. Ésto genera que los clubes chicos no sólo no puedan aspirar a ganar un torneo, sino que directamente estén resignados desde un principio.


2) Teóricamente los jugadores de fútbol SI son obreros, pero sus condiciones de vida material no responden al común del proletariado, por lo que suele ignorar éste hecho.
Busquemos la definición de lo que es un obrero: "Persona que tiene por oficio hacer un trabajo manual o que requiere esfuerzo físico y que es empleada por otra persona, especialmente en una industria o en el sector de la construcción y recibe remuneración por ello."
Cabría discutir si son proletarios o no, es decir, existe una venta de fuerza de trabajo, pero... ¿Los medios de producción? ¿Sus piernas lo son? ¿El medio de producción está en sus piernas?
Vieja discusión dentro del marxismo sobre la categoría y clasificación utilizable para los intelectuales, los burócratas, y muchos nuevas formas de explotación.
El deportista si es obrero, el problema, es el desconocimiento - u omisión - de Bermúdez sobre las condiciones de trabajo de otros jugadores en otros clubes.
Desde la B Nacional para abajo, es decir, la C y la D, muchos jugadores deben ser explotados de otra manera para lograr la supervivencia, la mantención de los clubes es muy difícil y muchas veces las deudas son impagables.
En fin, los futbolistas si son obreros, si requieren un esfuerzo físico en su labor, si se encuentran explotados por un tercero que les paga para que hagan su trabajo - cuanto mejor más paga y mejor club-  y  no transforman de ninguna manera la naturaleza, cualidad que - como dice Marx- evita que el hombre sea hombre, y es una consecuencia directa del modelo de producción imperante.

3) Mirándolo desde otra perspectiva, Bermúdez nos confirma lo que el Capitalismo realmente es, "no había trato humano", el sistema más destructor de la historia de la humanidad, basado en la explotación del hombre por el hombre y la degradación de las personas, creando una suerte de desindividualización colectiva.
Que Bermúdez diga "sus obreros" representa el carácter opresor del sistema, y no sólo una maldad unica de Macri, el Capitalismo es el responsable de que el obrero no tenga identidad propia ni el control de sí mismo, sino que sea propiedad privada, propiedad de un tercero.

1 comentario:

Carlos de Carapachay dijo...

Jorge el "Patrón/obrero" Bermudez carga con esa alienación de creerse un "Patrón" de sí mismo, algo que les ocurre a muchos cuentapropistas y por lo tanto no se ven como parte de la clase obrera, esto es algo común dentro de esa categoría social que es la aristocracia obrera, y a la mayoría de los jugadores de primera A se los puede incluír dentro de ella. Yo creo que sus piernas son la fuerza de trabajo comprada y no el medio de
producción, el medio de producción es el juego en sí (en este caso football). Saludos Juan.

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails