29 jun. 2011

Tosco ayer, hoy y mañana.

Un análisis perfecto de Tosco sobre la realidad a meses del Cordobazo. No ha perdido ni un sólo pelo de veracidad y correspondencia con la actual situación:

"Porque es cierto que en nuestro país, la miseria margina a grandes grupos humanos. En la ciudad y en el campo. 
La existencia de las “villas miserias” es una prueba elocuente de la explotación del hombre por el hombre. La otra cara del lujo y de la suntuosidad. La expresión más dramática de la falta de humanismo, donde la desnutrición, la enfermedad, el analfabetismo, la promiscuidad, no son cualidades específicas de sus habitantes, sino consecuencias, efectos, de la riqueza acumulada o despilfarrada por los sectores que gozan de todos los privilegios.

Porque es cierto que en nuestro país, muchas familias no encuentran posibilidades de educación para sus hijos. Así, por la falta de recursos económicos. Como por la insuficiencia de escuelas. Como por la carencia de bancos. Por lo oneroso que resulta cada vez más el precio del transporte, de los útiles y libros escolares, de la indumentaria, de las cooperadoras.


Porque es cierto que en nuestro país se traba el justo reclamo de la juventud para su capacitación técnica o cultural, por sus problemas económicos, por la imposición de aranceles cada vez mayores, por el selectivismo, el limitacionismo y la falta de perspectivas posteriores.

Porque es cierto que en nuestro país la mujer no tiene igualdad de derechos, aún en las limitaciones de los mismos que goza el hombre. Y es sabido que sobre ellas es donde recae la mayor explotación económica, tanto en las tareas rurales, como en el comercio, la industria o los servicios.

Porque es cierto que en nuestro país los campesinos están sometidos a explotación cuando trabajan, especial mente en los ingenios, actividad forestal, frutícola, cerealera, y sobreviven en la indigencia en los períodos de receso, sin perspectivas de colocar su capacidad de trabajo en otras ocupaciones.

Porque es cierto que en nuestro país la mayoría de quienes gozan de ingresos medianos no tienen otra perspectiva que el estancamiento o la proletarización, salvo el pequeño núcleo de ejecutivos cuya condición de promoción está supeditada a su identificación con políticas empresariales de contenido regresivo.

Porque es cierto que en nuestro país, la falta de desarrollo económico obliga al éxodo de especialistas, técnicos y profesionales que no encuentran ocupación para aplicar sus conocimientos.

Porque es cierto que en nuestro país, a medida que pasa el tiempo se va acentuando la absorción, el copamiento o la transferencia de las empresas nacionales, públicas y privadas, a los grandes monopolios extranjeros o su supeditación y condicionamiento a los intereses de los grandes organismos financieros internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo puestos al servicio de la dominación yanqui en América Latina.

Porque es cierto que en nuestro país, todo eso origina la frustración de legítimas aspiraciones y crea un clima de angustia colectiva."

No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails