3 ago. 2010

Chocolates podridos: Fort burgues a la moda

Ricardo Fort no es sólo un egocéntrico millonario, accionista de una de las mayores empresas alimenticias de nuestro país, sino que también es un grotesco personaje escénico que sirve para levantar el raiting, un arrogante que decide cuando hablar y cuando no, un autoritario acostumbrado a obtener todo lo que quiere a la fuerza que cuando se enoja deja hablando a los periodistas solos, alguien a quien no se le puede decir nada.
La información que se puede obtener sobre los problemas en su planta- manejada por su madre y su hermano Jorge, mientras que los otros dos son los accionistas mayores- es ubicable tan sólo en medios independientes pertenecientes a partidos trotkistas como por ejemplo el PTS.


El 17 de Julio pasado hubo un "escrache" en la puerta del teatro en el cual R. Fort se iba a lucir con su espléndida actuación dirigido por los mismos trabajadores explotados y una gran cantidad de universitarios.
El por qué de la manifestación es variado, para empezar las malas condiciones de trabajo, el despido de las mujeres embarazadas y sobre todo la explotación inhumana.
Según los datos obtenidos más de la mitad de los operarios de la planta Felfort están siendo contratados por intermediarios -es decir-  no son efectivos: Mientras que los contratistas ganan la inmundicia de 9,85 $ la hora (no llegando a los 2000 pesos por mes) un efectivo cobra por la misma hora 14 $ sin contar los constantes acosos que reciben las mujeres por parte de los patrones ( no nos olvidemos que la mayoría de los trabajadores son de sexo femenino) y las condiciones laborales no aptas.

El tema en éste post no es juzgar a la burguesía Fort ya que en definitiva se juzga sola, pero es hablar de éste "escrache" que le hicieron al ostentoso millonario en la puerta del teatro, abajo dejo los videos para quien quiera verlos, los recomiendo sobre todo porque vemos como cambia la manipulación de lo que pasa en uno y en otro.
Primero vemos el video de "Intrusos en el espectáculo" excelente programa si no tenes nada mejor que hacer que ponerte a ver a mujeres desesperadas por figurar tirando denuncias por doquier, en donde nos muestran cómo fue acosado, golpeado y humillado Fort.
Si miramos bien el video eso nunca pasa, ya que quienes lograron entrar con él eran todas mujeres y quienes protegían al millonario eran simios gigantes que en seguida lo apartaron.
Aparece en él una señorita, actriz, bastante conocida, pero lo que tiene de conocida lo tiene de inepta argumentando haberse asustado mucho por la violación y el ultraje acometido contra su compañero y defendiéndolo bajo el argumento de que Ricardo no agrede a la gente y "simplemente disfruta de su plata" lo que ella no sabe es que la plata ésta la sacó a costas de la explotación constante de la gente que ese mismo día fue a manifestarse.
Dice que le da miedo la violencia, que no se justifica, entonces que me diga ella (que obviamente nunca leerá éstas líneas porque mientras que no debe leer mucho a que llegue justo acá estamos en el horno) otra manera de poder mostrar a la población lo que sucede si los medios de comunicación burgueses no reciben llamadas que no sean de empresarios o de muertes.

Por otro lado tenemos el video del PTS en donde nos muestra como la población y la misma gente que estaba por entrar a la función dejó de hacerlo en señal de aceptación a la lucha obrera.
Esa misma semana en el programa de Tinelli, el Sr. Fort salió a desmentir que alguno de las personas que integraban esa manifestación fueran de su empresa, yo me pregunto ¿Cómo sabrá Ricardo quienes integran su planta y quienes no?
Siendo que siquiera se encarga de mantenerla, ni de aprobar o desaprobar el manejo de la misma es completamente imposible que conozca a la totalidad de empleadores.
Fue todo un juego, una función más del empresario distrayendo las miradas de los millones de espectadores de Showmatch para ensuciar una vez más a los "agitadores" ( como él los llama) y lavarse las manos de la situación.
Otro ejemplo más de la manipulación mediática, pero sobre todo, otro ejemplo más de la doble vida que llevan estas personas, Ricardo Fort no es un amigable millonario que se dedica a conseguir novia por televisión y regalar extravagancias, es un capitalista solitario que piensa que la avaricia y el derroche de dinero conlleva a la felicidad, una lección más enseñada por el neoliberalismo menemista.





No hay comentarios:

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails