23 nov. 2015

Sobre la editorial de La Nación

¿Por qué es tan importante ésta editorial?
 ¿Es sólo el hecho de la tergiversación histórica que realiza? ¡No!
 ¿Es el hecho que vuelva a poner en discusión la teoría de los dos demonios? ¡No!
 ¿Es sólo que representa la tradición política que en parte, ganó las elecciones de ayer? ¡No!

 En realidad, las tres preguntas formuladas encuentran su razón de ser en la indignación que generó, pero el trasfondo, la esencia de la problemática que se está poniendo en juego, es mucho más profunda y a su vez, demostrativa de cómo la gobernabilidad se ejecuta y problematiza en el país.
La editorial anónima - podría apuntarse a Escribano y/o Mitre por la pluma y la línea- viene a cumplir con una de las formas, producciones y reproducciones ideológicas, de presión institucional y directa, que la derecha debió fomentar para la instrumentación del corporativismo por el cual logró dejar en claro y presionar con los intereses específicos de clase que representa.

Los motivos y cómo se llegó a eso son largos y tendidos, y se recomienda para sintetizarlos leer los análisis de Waldo Ansaldi al respecto, pero hay que dejar en claro varias cosas:

 Por un lado, la realización de éste tipo de prácticas políticas por la derecha más liberal y conservadora del país es un factor esencial en el adocrinamiento y la posición política de grandes sectores de la sociedad, se puede visualizar en muchas de las consignas y premisas que hemos escuchado durante toda nuestra vidas, las repeticiones de "opiniones" que poca comprobación empírica tienen y que son reproducidas tanto desde sectores a los que repercute de manera directa en su condición material de vida, como de aquellos a que no, y que le hacen carne propia a definiciones ideológicas lavadas con el agua conservadora.

 Por otro lado, el diario La Nación, no es un medio que se nutra de esa falsa "falta de posicionamiento" con la que chamuyan los otros medios pretendidamente "imparciales".
 Todo lo contrario, ha sido durante el transcurso de toda la historia del país - democractica, dictatorial y pre democrática- exactamente la consigna teórica, llevada a la práctica tal cual, es decir, el diario ha servido y ha funcionado como "tribuna de doctrina", lema y consigna de la que no rehusan y continúa siendo el pié de sus editoriales.

 En estos términos, surge una editorial como la que está adjunta, titulada "No Más venganza", que sin entrar en su contenido político - ahistórico, falso, conservador, ilusorio, bla bla -viene a cumplir nuevamente con lo que históricamente los Mitre han hecho con su diario y el desarrollo ideológico de lo que representan: un condicionante a la gobernabilidad y la puesta en escena de sus intereses.
 Los ejemplos históricos sobran, con ésta nota, los integrantes que forjan ideológicamente la revista, buscan marcar el terreno al nuevo presidente electo, y el tinte con el que está redactado, como su posicionamiento que hoy - descubren muchos - se ubica ciento cincuenta años atrás, se explica porque por primera vez en la historia democrática, ésta fracción de la burguesía encuentra una expresión de su mismos intereses (o muy cercanos) y buscan marcar la agenda política de quien se sentará en Diciembre en el Sillón Rivadavia.
 Salvando las distancias, que radican en lo recién dicho, de la cercanía primeriza de un gobierno que ganó en votos a lo que ideológicamente y materialmente representan, los medios de comunicación masivos, han funcionado de ésta manera desde los inicios de nuestra historia, y no es una novedad. No sólo eso, cada vez que algún gobierno asume, la agenda es marcada anteriormente, podría ser explicado con algo muy cercano a una proclama, una extensión de pretensiones de apoyo y gobernabilidad. Las indicadas en ésta editorial, son la vuelta a la impunidad y la teoría ahistórica de los dos demonios, pero no es la primera vez que éste diario intenta imponer su agenda retrógrada y consevadora a un nuevo gobierno - si en éstos tintes tan directos-. Un gran amigo, y estudiante de sociología (por no decir sociólogo, debido que es al menos bastante más consecuente que muchos que tienen título) llamado Pedro Lacour​ me mostró ésto que vengo explayando, el intento de marcar agenda política que realizó éste mismo diario con el Gobierno de Néstor Kirchner. José Claudio Escribano, el 15 de Mayo de 2003 redactó una nota donde indicaba - no de manera lineal - cinco puntos para asegurar la gobernabilidad al gobierno que asumiría, dandole un año de existencia en caso de no cumplirlo. El debate no pasó desapercibido, y fue Horacio Verbitsky quien le salió al cruce, tres días después, a través del - en esa época - excelente Página 12. (Escribano, http://www.lanacion.com.ar/496350-treinta-y-seis-horas-de-un-carnaval-decadente Verbitsky http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-20265-2003-05-18.html).

 Los puntos de gobernabilidad pretendidos por La Nación, distaban bastante de los que Néstor Kirchner llevó adelante, que fueron - justamente-  los que evitaron su fracaso, y los que reestructuraron y reeinstitucionalizaron la democracia burguesa y su representatividad.
La Nación, a través de Escribano, reclamaba: el alineamiento inquebrantable con los Estados Unidos, el posicionamiento contra Cuba, la mano dura, posicionar su gobierno en la guerra sucia, y la puesta en disposicion ante los embajadores y los empresarios exteriores - sobre todo estadounidenses-.
Todo lo contrario, fue el posicionamiento del Kirchnerismo, en las demandas históricas de ciertos sectores del pueblo organizado, de la resistencia en los noventa, y demás elementos ya hablados los que lograron la desmovilización popular y sentaron las bases para la gobernabilidad, contrario en esencia, a la agenda que quería acrecentar La Nación.

 En fin, todo este mejunje de palabras, tenía el fin de aclarar algunas cosas, y poner en claro que ésto no es un hecho aislado de los medios de comunicación, mucho menos de éste diario, y que es otro de los mecanismos del ejercicio de poder y la disputa.

 PD: Clarificador, en cuanto a contenido refiere, es la publicación que realizó Daniel De Santis​ en su muro, en la que - entre otras cosas- indica: " Si alguién está cerca del atentado de París ese es el nacionalismo liberal de los Mitre. Asesinos de un millón de paraguayos en 1865-1970. Asesinatos comandados por Mitre abuelo como Jefe del la fuerzas aliadas con el Brasil"

 http://www.lanacion.com.ar/1847930-no-mas-venganza

27 nov. 2014

Unas ideas sueltas sobre el proyecto de subsidio al transexual

Desde que María Rachid presentó el proyecto que otorga un subsidio de $ 8.000 mensuales a las personas transexuales mayores a 40 años, se ha generalizado un hipócrita rechazo por las calles y en las redes sociales. Si, que se lea de nuevo, hipócrita.
He leído rechazo de parte de gente que, como con todos los subsidios, trata de vagos, de vivir del Estado, de vaya-a-saber-qué se le ocurre en la cabecita-tupper al otro, utilizando una falsa otredad, cuando en la realidad reciben cuantiosos subsidios que no nombran, omiten, o – directamente- no emiten para que su propio discurso no se caiga: transporte, luz, gas, nafta, tal vez educación primaria y secundaria, y ni hablar de otros casos, más groseros.

También hipócritas porque su discurso es y ha sido generalizado a partir de los discursos de las clases más altas de la sociedad, aquellas que genéricamente aparecen en los medios, y hablan cual representantes de todos los argentinos. Hipócritas por ésto, y debido a que, en realidad, quienes más tienen, menos impuestos pagan, sin nombrar que la mayoría de la gente que he leído, siquiera paga sus impuestos, o viven de sus padres, aunque no lo admitan.

Y más allá de la hipocresía per se, seamos sinceros, de raíz, básicos si se quiere: ¿por qué digo que es un discurso que proviene de las clases altas y sus representantes?
No sólo porque salga en sus medios, ni dicho con constancia por sus representantes, podemos debatir el rol de una asignación, un plan, que representan una salida de emergencia ante determinada situación, pero eso significaría ir de fondo, y debatir la capacidad de éste sistema de producción de distribuir para todos sus habitantes, de una manera que todos y cada uno pueda acceder  a los elementos más básicos de la vida cotidiana. Entonces, podemos debatirlo, pero seamos serios, más allá de eso, proviene de un discurso ególatra y mamado en los estratos más acomodados o altos de la sociedad. Es decir, pensar estar en contra que alguien reciba un subsidio básico, mínimo, que genera que no se termine de excluir a gran parte de la sociedad, ni que genere un grado aún mayor de desigualdad, no sólo es un pensamiento individualista, poco analista de la realidad social dominante en Argentina, y claro está, en el mundo, sino que preocupante e hipócrita.
Mientras tanto, mientras la gente se dedica a insultar por que el vecino, el amigo, el primo lejano, el caso que usa el plan para comprar unas zapatillas en vez de alimentar a los hijos y demás pequeñeces, nada dicen de los que menos aportan y más ganan, de los que reciben realmente subsidios a sus ganancias y en su mayoría, quedan en sus bolsillos: la clase empresaria, esa que propone la visión de vista que la mayoría repite, ni tampoco nada dicen de los cuantiosos subsidios a la religión, y sus empleados, ni las escuelas religiosas, y sólo como punta de la lista.
Los números no mienten, pueden buscar en las páginas de los órganos oficiales, el Registro de Subsidios e incentivos existe, y es público. Ni hablar de las minerías a las que le pagamos para que se lleven los recursos no renovables, a las empresas de transporte que le subsidiamos entre todos las ganancias, mientras continúan aumentando los precios, pero no mejorando la calidad del servicio, y es el Estado el que invierte para la extensión de sus rutas y túneles – éste último en caso del subte-.
Entonces no sólo que es un pensamiento ajeno al laburante promedio, en cuanto a su planteo, no su reproducción, sino que funciona como un preocupante dicho, proveniente de una guerra de pobres contra pobres que oculta lo que hay detrás: cómo se genera esa distribución y por qué el Estado tiene que llegar a dar esas limosnas a sus habitantes.

Y saliendo del caretaje en sí que me significa el asunto de la crítica cerrada y terca a los planes sociales – porque críticas tengo, pero van en otro sentido- y metiéndonos en algo que toca el proyecto presentado, es hipócrita también en esencia en el sentido arriba descripto, pero también completamente bizarro, estigmatizante y transfóbico. La catarata de chistes en corte chicana que se leen son terribles, desde que les pagan por la rotura del ojete, y demás chistes sin sentido, y la verdad, repugnantes.
Por otro lado, también está el tabú de la sexualidad, el pudor y demás  estirpes que la sociedad patriarcal y machista genera en los individuos, muchas de éstas personas han ido “de trabas”. No sólo eso, sino que el ocultamiento individual ante el miedo de la repercusión social es tremendo. No es para ampliar, sino para remarcar, pensemos, si a la mayoría de las personas les genera un ocultamiento, un miedo al qué dirán gigante elecciones de experimentación en su sexualidad, o el hecho directamente de gustarle el consumo de sexo con transexuales, imaginemos un segundo---si….un segundo, el padecimiento de las trabajadores sexuales y travestis – el ‘y’ no como nexo, sino como adhiriendo otra descripción-.
Parece que a la gente le molesta que personas que no sólo sufren de la explotación sistémica y opresora, sino que son excluidos a la vez de la misma, maltratados, levantadas por las fuerzas de seguridad por la impunidad que tienen – con un extra por ser marginadas y discriminadas- reciban un subsidio equivalente a casi del doble de un sueldo mínimo (lo que demuestra varias cosas, primero que el sueldo mínimo es una mentira, segundo que aún es poco lo que podrían recibir). Más que subsidio, deberían recibir un resarcimiento por parte del Estado, en voz de la Sociedad, por tantos años de segregación, violencia física y psicológica.

Por suerte, no todos pensamos igual con respecto al tema, por suerte hay muchas mujeres y hombres que luchan día a día para qué esto cambie, y también por suerte, o más que eso, por humanidad, todavía somos muchos aquellos los que nos indignamos ante ésta sociedad, ante la muerte y la discriminación, y los que la impotencia nos domina todas las venas al leer, y conocer tantas realidades que los muros mentales de muchos no quieren ver. Entiendo que no es culpa de nadie, y a la vez de todos, que éstas reproducciones sigan ocurriendo, acá no hay alguien para ir y gritarle “ei flaco, no ves la cantidad de chicas que mueren por tu vista hacia otro costado”, pero es hora de que cada uno y cada una empiece a pensar por sí mismo, y sobre todo, que lo haga más allá de lo que el bolsillo de uno y su pequeña situación, como persona, que vive con otras personas, que discrimina y segrega, básicamente, como humano.

Algunos datos interesantes del grupo social que podría recibir el subsidio (sacados de https://medium.com/@fragmentario/la-lenta-muerte-trans-8b7df4b3d15d):
“La discriminación diaria y elabuso al que están sometidas las personas transexuales las convierte también en un sector especialmente vulnerable al suicidio: el 41% intentó suicidarse al menos una vez, un porcentaje nueve veces más alto que la media (4,6%).
Si escarbamos un poco más, veremos que la situación de las personas transexuales es devastadora en todas las estadísticas: son mucho más pobres, sufren más violencia sexual y policial, doblan la tasa promedio de desempleo y de contagio de HIV, caen más veces en la cárcel, experimentan más situaciones temporarias de calle o son homeless, abusan más que el resto de drogas y alcohol, tienen mucho menos acceso a la educación y a la salud, más de la mitad sufre el rechazo y el alejamiento de sus familias. Los trans, en el siglo XXI, viven en un verdadero ghetto a cielo abierto.
La realidad de los transexuales en nuestro país no es mucho mejor que en el resto del mundo. El 84% no terminó la secundaria, el 64% tiene la primaria incompleta, el 95% se dedica a la prostitución. La gran mayoría interviene su cuerpo en el mercado clandestino: las consecuencias derivadas de la aplicación de siliconas son la tercera causa de muerte en el colectivo. De estas condiciones locales, que también son mundiales, se deriva el dato más atroz: una expectativa de vida promedio de treinta y cinco años."

31 oct. 2014

Ley de Hidrocarburos aprobada

Nota que escribí para la Revista Mascaró sobre la recientemente aprobada ley.

LEY DE HIDROCARBUROS
Esas viejas pero renovadas recetas

Después de meses de un tire y afloje entre las provincias petroleras y Nación, la Ley de Hidrocarburos ya está lista para ser debatida en el parlamento. Una mirada al trasfondo de la cuestión energética, el déficit comercial y el papel de las transnacionales en la nueva normativa.
Por Juan Agustín Maraggi

Ya está, Chevron llegó para quedarse. Desde el oficialismo justifican su presencia por el aporte tecnológico y técnico que puede aportar a la explotación de hidrocarburos, pero poco se habla de la crisis energética, el déficit de la balanza comercial y las faltas de inversiones que fueron cercando las políticas económicas e hicieron cambiar, en sólo dos años, el discurso acerca de un petróleo nacional, estratégico y como un bien social, para pasar a ser una mera mercancía internacional y un comodín para la estabilidad económica.

29 oct. 2014

De delirios y subversiones- Vicente Zito Lema

Subversión es una palabra que no han podido devorar los medios de comunicación burgueses, ni el pensamiento de la quietud, ni el pensamiento de la destrucción por la destrucción. Subversión tiene una carga tan poderosa, porque incluso es una carga que se liga con el dolor de una generación, a nosotros nos han perseguido, nos han combatido, yo no voy a hablar como eje de nada, pero tampoco puedo negar que he sido un hombre perseguido, que he sufrido atentados, que tuve que vivir en el exilio muchos años, y siempre bajo la excusa de ser yo un subversivo.
Y a mis amigos, que les pasó peor que a mí  (…) y mis compañeros, mis mejores amigos, han sido asesinados, esa es la realidad. Y el exilio no es joda, y sufrimos exilio, y sufrimos cárcel, persecuciones, censura, y la propia muerte, siempre bajo una misma palabra que nos marcaba, que justificaba lo que nos pasaba: el poder diciendo “ahí está el mal, el mal de la subversión, el mal de los malditos” (…)
Como decía mi amigo Cortázar, tenemos una lucha profunda con las palabras, cada uno tiene un rol (…) yo quiero reivindicar la palabra delirio, no la quiero castigar, quiero reivindicar la palabra subversión, no la quiero dejar con una mancha de muerte como la que nos pusieron sobre nosotros. Para mí, subvertir el orden es la posibilidad de generar un oren de amor, de belleza, de justicia, un orden que no sea el orden de la cultura de la muerte (…)
Si no se subvierte el orden que nos ha dado el poder, no vamos a construir lo nuevo, no es que vos podes construir lo nuevo, al costado de lo podrido (…) ahí no hay vuelta, el que quiere engañarse, que se engañe, pero yo a ésta altura de mi partido, que soy ya un hombre grande, que en el espejo tiene que mostrar su cara, no su máscara, porque no tengo tiempo para máscara, no me voy a engañar a mí mismo, éste orden hay que subvertirlo, cambiarlo de cuajo, porque vos no podes construir amor sobre una sociedad basada en la antropofagia, acá al más débil se lo devora, no es que se lo levanta, el que está en la calle es pisoteado, o es visto en una indiferencia  (…) es un mundo atroz (…)
Las imágenes de los niños deformados de hambre, muertos antes de nacer, es algo tan monstruoso que uno dice ‘¿Para qué existe la civilización humana?’, si uno es capaz de pensar al mundo como un conjunto, salís espantado. El tema es qué se hace con tanto espanto, algunos, superados por el mismo, no querés ver más nada, entonces empezas a cerrar las ventanas del mundo (…) y termina reducido a su mundo propio, y a lo mejor, al mundo propio y el de su inmediatez, sus amigos, sus familiares.
  

Oír entero https://marencoche.wordpress.com/2012/03/05/destruir-y-construir/

15 oct. 2014

De éste lado, solamente hombres- Dardo Dorronzoro

De casualidad, alguna vez te preguntaste, en alguna noche de insomnio, en algún colectivo eterno, en alguna borrachera, o simplemente por preguntarte, ¿Por qué estamos así? ¿Cómo llegamos a ésto?
Empecemos por admitir lo principal, estamos así, como argentinos somos ésto, porque acá, en éste lugar, en éste preciso momento, y en éste preciso instante falta una generación entera, otros deberían estar respirando éste aire, y tal vez otra persona ocupando mi espacio laboral, otro mi departamento.
Una generación falta, en el medio, en los jovenes y en los viejos más avispados, que era la definitiva, esa que se complotaron todos para exterminar, aniquilar y si era posible, aspirarse sus cenizas en dólares envueltos.
Acá, de casualidad... o no, encontré un poema de un barrilete, pero esos lindos barriletes, esos que forman parte de los aniquilados, y los que intentaron borrar del mapa, del sistema y de la memoria.
Esos que faltan, esos que no lo lograron, y que hoy serían fundamentales.
Dardo Dorronzoro, herrero para transformar lo material, poeta para transformar lo intangible.

DE ESTE LADO, SOLAMENTE HOMBRES

No me cuelguen precios en las orejas,
no me cuelguen vacas, no me cuelguen cascabeles,
no me cuelguen ministros, ordenanzas privadas, ni muertos de agosto, que yo quiero oír esas paredes cuando lloran,
esas tierras,
esos labriegos que amanecen los caminos
con los contratos metidos entre las uñas y los ratones.
Además, yo estoy bien así, sin leyes como perros en la sangre,
ni decretos para convertir ciudades en bosques con alimañas
y largos almacenes, que todo está frente a frente,
con la última tuberculosis, con el último andrajo
del hombre, con la última fatiga,
con el último general de la noche.
Queda dicho, entonces, entendámonos: no quiero
que nadie me agite alrededor de títulos ni vacancias,
ni de jaulas con señores recién salidos de la madrugada,
que aún puedo reírme desde la punta de la mano izquierda
para abajo, desde los lunes a las siete para abajo,
desde el dolor de los alfredos y los luises para abajo,
y todavía me quedan -esto es importante-
veintisiete muertes para morirlas de
una sola vez contra las calles.
Podría no morirlas todas, claro, dejar una,
quizá, para el regreso cansado a la casa con gatos,
donde todavía me queda una
muchacha para el corazón y los ojos,
y se arremolinan las noches en torno a los olvidos.

Poema extraido de https://www.facebook.com/pages/Dardo-Dorronzoro/347887611915654

5 sept. 2014

Los sapos de ser Kirchnerista

Siempre lo dije, caer en el peronismo es, además de contradictorio y peligroso ideológicamente, caer en una fundamentación que contradice a la otra, es decir, ser un fundamentador contextual, ejemplo: Moyano era el sindicalismo 'piola' ahora es la derecha, Scioli era el traidor, ahora es el sucesor, 'el gobierno de los ddhh' a ser el gobierno que reprime cualquier corte en cualquier lado.
En éste último punto salió a reflotar en los últimos timepos un personaje nefasto, Sergio Berni, un militar dedicado a jugar a ser más militar con la vida de los que deben luchar todos los días, paradojicamente, para poder tener vida.
Sergio Berni, el canoso Galeano, dado de baja y puesto en función por el segundo del Ministerio de economía, son, sin lugar a duda uno de los grandes sapos que los kirchneristas están intentando digerir, que se suma a la gran lista y van...




3 sept. 2014

Pronto: Cátedra Libre Bertolt Brecht

Dentro de muy poco sale la Cátedra Libre Bertolt Brecht, cátedra pensada y originada a partir "de la necesidad de generar una herramienta de disputa con la mirada hegemónica sobre el arte".

Enterate más en los siguientes links

WEB: http://catedrabertoltbrecht.wordpress.com/
Facebook: www.facebook.com/catedrabertoltbrecht


Participan:
Vicente Zito Lema, Héctor Arvarello, Estela Castronuovo, Mariel Payo, Yuraima Herrera, César Padilla.

Artículos Relacionados

Related Posts with Thumbnails